Mascarilla con limón y miel

Antes de aplicar esta mascarilla de limón y miel para la cara debe preparar su piel. Vierta agua hirviendo en un recipiente y párese sobre ella dejando que el vapor abra sus poros. Posterior a este proceso pues proceda con la preparación y aplicación de la mascarilla.

¿Qué necesitas?

  • ½ limón orgánico
  • 1 cucharada de miel orgánica

¿Cómo preparar y aplicar?

  • Mezcle una cucharada de miel cruda orgánica y la mitad de un limón exprimido en un tazón.
  • Aplique la mezcla por toda la cara, evitando el área de los ojos.
  • Deje que su piel absorba toda esta bondad durante 15-30 minutos (dependiendo de cuán sensible sea su piel).
  • Lave con agua tibia, terminando con un chorrito de agua fría para cerrar los poros.
  • Seque suavemente con una toalla.
  • Permita que su piel respire por el resto del día o haga un seguimiento con su crema hidratante.

Mascarilla de limón, miel y bicarbonato

mascarilla de limon miel y bicarbonato

Los dermatólogos aman el bicarbonato de sodio porque es anti-inflamatorio y anti-bacteriano. Combine junto al zumo de limón exfoliante con miel calmante y tendrá una máscara suave pero efectiva para ayudar a prevenir el acné.

¿Qué necesitas?

  • 1 cucharadita de limón
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

¿Cómo preparar y aplicar?

  • Agregue el jugo de limón, la miel y el bicarbonato de sodio a un tazón pequeño.
  • Mezcle bien y aplique sobre la cara y el cuello.
  • Evite el área cerca de sus ojos (el jugo de limón con la miel picará a la vez). No convierta esto en un exfoliante frotándolo sobre su piel.
  • Después de 15 minutos, retire la máscara con agua tibia y luego con agua fría.

Una precaución al usar jugo de limón: el limón también puede hacer que la piel sea fotosensible. Enjuágate bien la cara y usa protector solar si saldrás al sol poco después.

¿Para qué sirve la miel con limón en la cara?

La combinación de miel con limón tiene un sin número de beneficios que nos ayudan a mantener una piel sana y brillante.

La miel con limón para la cara nos sirve para despejar el acné y llevar a cabo una limpieza suave. Esta combinación seca las espinillas, minimiza el tamaño de los poros, suaviza la piel, reduce el enrojecimiento y alivia la irritación al instante.

Con la mascarilla de zumo de limón con miel hacemos que nuestra piel brille, aliviando la sequedad y hasta la descamación.

La miel es un humectante por lo que hidrata e ilumina la piel. Unifica el tono de la piel (debido al daño solar o manchas) y ayuda a cicatrizar. Las bacterias no pueden vivir en un ambiente cubierto de miel; Debido a las cualidades antisépticas de las mieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.